Fernando de Noronha, un paraíso escondido. En Pernambuco, Brasil.

Fernando de Noronha es un archipiélago volcánico aislado en el Atlántico Ecuatorial del Sur, ubicado a 545 km de Recife, Pernambuco. Consta de 21 islas, islotes y rocas de origen volcánico, la isla principal tiene una superficie de 18,4 km2. Los estudios muestran que la formación del archipiélago data de doce millones años. Viajar a Fernando de Noronha es la realización de un sueño para todas las personas. En la Isla vive una población de sólo 2.100 habitantes y el turismo se desarrolla de una manera sostenible, creando un equilibrio del hombre con la naturaleza en uno de los santuarios ecológicos más importantes del mundo. Actualmente hay tres vuelos diarios con destino a la isla, dos de Recife y uno de Natal. No hay vuelos directos desde otras ciudades. Lo más sugerido es viajar desde Recife, porque es una ciudad con más conexiones de vuelos para coordinar horarios.

La fauna terrestre del archipiélago de Fernando de Noronha es exuberante en anfibios, reptiles y mamíferos debido a su ubicación geográfica lejos del continente y poca intervención humana. Varios estudios en los últimos años han determinado numerosas especies de moluscos (168 familias), crustáceos (72 especies), además de un montón de peces ornamentales, peces migratorios y delfines. Todos los días a la salida del sol, grupos de delfines de pico largo se mueven en la bahía interior, una zona de aguas tranquilas y protegidas. También se divisan tortugas marinas.

Fernando de Noronha, es un Parque Marino protegido por UNESCO desde 1988 con el objetivo de preservar el medio ambiente marino y terrestre.

Toda la información, en la web directa aquí:

http://www.noronha.com.br/site/inicio.php

No se admiten más comentarios