Birdwatching, turismo de avistamiento de aves

     Untitled-1

Nuestro largo y estrecho país alberga una enorme variedad de aves. En el altiplano, en la Patagonia, en los bosques, costas y cumbres cordilleranas de todo Chile. El birdwatching, es una actividad que cada vez atrae más adeptos a nuestro país ya que Chile es conocido como un “paraíso de las aves” por los expertos gracias a la extensa variedad de especies que habitan o que regularmente visitan nuestro país y que alcanzan los 475 tipos distintos. Por esto, cada vez más fanáticos del turismo ornitológico o birdwatching vienen a sumar alguna especie a su lista de aves observadas o a ver un especímen muy difícil de avistar. Las empresas BirdsChile (http://birdschile.com/) y Birdwatching Chile (http://www.birdwatchingchile.com/) líderes en el rubro, saben que observar aves en su hábitat puede transformarse en una experiencia única. Estas empresas organizan excursiones por todo Chile para tener un encuentro con especies como las gaviotas andinas de cabeza negra, los caities, taguas gigantes, o las colonias de flamencos que colorean el paisaje y se esparcen por salares y lagunas en el norte.

Un avistamiento imperdible es el pingüino de Humboldt, una especie en extinción que se pueden encontrar en la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, en la región de Coquimbo, como también en la costa de la Isla Grande de Chiloé y cerca de Punta Arenas. Pero una de las estrellas es el cóndor andino. Admirarlo mientras describe círculos sobre las montañas en el Parque Nacional Torres del Paine o en el Parque Nacional Alerce Andino es realmente emocionante. En medio del bello paisaje de la Patagonia se pueden encontrar más de ciento veinte especies de aves, incluidos los ñandúes.

 

En los bosques de los parques nacionales de Villarrica, Huerquehue, Conguillío, Vicente Pérez Rosales o Puyehue se pueden descubrir entre el follaje gran variedad de aves, como carpinteros, y la más misteriosa, el chucao, que no se deja ver muy seguido aunque sí se escuche muy cerca su sonido característico. También se puede hacer birdwatching en Chiloé y en el extremo sur. En pleno Estrecho de Magallanes se encuentra la Isla Navarino, donde se puede visitar el Parque Etnobotánico Omora. El ave más emblemática de este lugar es el carpintero grande, con sus característicos picoteos en la madera seca. Otra ave que los ornitólogos de todo el mundo jamás se perdonarían dejar de lado es el bellísimo picaflor de Juan Fernández, miembro selecto de nuestra fauna nacional.

Para más información contacta a:

http://birdschile.com/

http://www.birdwatchingchile.com/

No se admiten más comentarios