Recorrer OSLO a punta de panoramas gratuitos. NORUEGA

Dar un paseo por Oslo, la capital de Noruega, es una buena manera de conocer la ciudad. Un buen mirador desde donde disfrutar de un buen paisaje es siempre bienvenido, y Oslo cuenta con varios. Para partir, visita el recinto de la Fortaleza de Akershus, donde se combinan historia y lindas vistas del puerto. Otros lugares recomendados son Ekeberg, la ruta con los mejores paisajes es la que sigue las vías del tranvía desde Gamlebyen hasta la cima de la colina, Frognerseteren (se puede llegar en metro y es un buen punto de partida para una incursión en el bosque de Oslomarka, donde te esperan decenas de rutas a pie) o, si prefieres un ambiente más urbano, la azotea del Radisson Plaza, cerca de la Estación Central de Oslo.

Otra alternativa muy recomendable es pasear a lo largo del Río Akerselva con sus múltiples cascadas, puentes de hierro, pequeños parques y viejos molinos. No te olvides de subir a la colina Telthusbakken y hacer un alto en la antigua iglesia de Aker, un pintoresco edificio que inspiró a Edvard Munch, entre otros artistas. Desde allí puedes volver al centro de la ciudad por la vibrante calle Grünerløkka o atajar en tu camino de regreso hacia el Palacio Real atravesando el verdor del Cementerio de Nuestro Salvador, donde se encuentran las tumbas de noruegos ilustres como Munch, Ibsen y Bjørnson.

oslo3          

El Parque del Palacio Real es muy popular tanto entre la población local como entre los turistas, ya que se puede ver el cambio de guardia todos los días a las 13:30.  Echar un vistazo al Jardín Botánico en Tøyen (situado junto al Museo Munch en la parte oriental de la ciudad), fundado en 1814, que alberga unas 7500 especies de plantas y es especialmente bonito en primavera. Otra opción es el Parque de Esculturas Vigeland que, con sus 212 esculturas, es una de las mayores atracciones de Oslo y realmente merece una visita.

Algunos Museos y galerías en Oslo ofrecen entrada gratuita los domingos. Entre estos están la Galería Nacional y el Museo Nacional de Arte Contemporáneo, consideradas como dos de las galerías más importantes de Noruega; el Museo de Arquitectura, diseñado por el propio Sverre Fehn o el Museo Stenersen, que acoge una extensa colección de arte moderno noruego, también es de entrada libre los martes. El Museo de los Barcos Vikingos ofrece un 2×1 con el Museo de Historia, cuya fascinante colección incluye objetos de todo el mundo, así como arte sacro de la iglesia de Noruega y monedas antiguas: Si pagas entrada en uno de los museos, la entrada para el otro será gratuita durante las siguientes 48 horas. Otros lugares de interés gratuítos son el Ayuntamiento de Oslo cuyos enormes murales, producto de una colaboración entre varios importantes artistas noruegos de principios del siglo XX, son de visita obligada; la Ópera, que abrió sus puertas en Bjørvika en abril de 2008 y que ya se ha convertido en uno de los edificios más visitados de la capital; y el Parlamento, donde resulta especialmente interesante la sala principal, que alberga las sesiones de debate (visitas guiadas en inglés todos los sábados de octubre a junio, excepto en vacaciones de Navidad y Semana Santa).

imSi te gusta la playa, hay muchas playas a las que es fácil llegar desde el centro de Oslo. Puedes tomar el autobús 30A en dirección a Bygdøy para darte un chapuzón en Huk, la última parada de la línea, o en Paradisbukta «Bahía del Paraíso». También puedes ir a alguna de las muchas islas del Fiordo de Oslo. Como alternativa, te puedes relajar en uno de los diversos lagos del bosque de Oslomarka. Si vas en invierno te espera el patinaje sobre hielo y el esquí. El vasto bosque de Oslomarka, en lo alto de las colinas que dominan la ciudad, ofrece una amplia red de pistas de esquí de fondo de uso gratuito, mientras que en el centro de la ciudad puedes encontrar la pista de patinaje Narvisen, abierta de diciembre a febrero y situada junto a la calle Karl Johans, así como otra pista en el Estadio Frogner, abierta desde finales de enero hasta mediados de marzo. Ambas pistas son de acceso gratuíto.

Los mercados son otra buena opción si deseas mezclarte con la población local. El mercado de productos de segunda mano y antigüedades de Vestkanttorvet se celebra en la plaza de Majorstuen todos los sábados entre marzo y diciembre, mientras que en la parte oriental de la ciudad el mercadillo Birkelund de Grünerløkka atrae a un buen número de visitantes cada domingo.

Por último, hay muchos festivales y eventos gratuitos que se celebran en Oslo durante todo el año. El 17 de mayo es el Día Nacional de Noruega, que se celebra en toda la ciudad con desfiles, banderas ondeando, fuegos artificiales y, en general, un gran ambiente. Sin duda, un momento muy bueno para visitar Oslo. El Festival Mela en agosto es un encuentro multicultural con música de todo el mundo, proyecciones de películas y exposiciones diversas; y la Noche de la Cultura en Oslo en septiembre, que se caracteriza por la entrada gratuita a todos los museos de la capital y a una serie de eventos relacionados.

La actividad «Turista en tu propia ciudad» organizada por la oficina de turismo de Oslo en abril o mayo cada año. Este evento permite a cualquier persona obtener un Oslo Pass gratis por un día, es decir, una entrada gratuita a museos, atracciones y transporte público.  El Oslo Pass gratuito es imprimido exclusivamente para este evento y solo es válido el día del evento y no incluye todas las ventajas del Oslo Pass normal.

Más información disponible en:

www.visitoslo.com

No se admiten más comentarios