Viajar a Argentina: acerca de los cambio de moneda

En Argentina hay en este tiempo lo que se conoce como mercado paralelo de cambio o cambio blue –el nombre proviene del dólar blue, azul, en contraposición al dólar oficial, verde–, un eufemismo para referirse al mercado negro. Pagar con tarjeta, de crédito o débito, o sacar dinero de un cajero al cambio oficial os hará perder aproximadamente un 40% frente al cambio del mercado paralelo. De aquí el primer y principal consejo: a Argentina hay que llevar dinero en efectivo y cambiar allí. Aunque en Buenos Aires el cambio de euro a peso es igual de bueno que el de dólar a peso, en otras zonas del país la demanda de euros es mucho menor y puede hacer que el cambio sea peor. Si vas a moverte por zonas menos turísticas lleva dólares  Los bancos atienden de lunes a viernes de 10 a 15 horas. Son muy pocas las casas de cambio que atienden los fines de semana. Estas se encuentran mayoritariamente en la zona de calle Florida y Recoleta.

Igual que no hay que pagar nada con tarjeta una vez allí, tampoco hay que hacerlo desde tu país de origen. Reserva la primera noche o noches en Argentina a través de páginas web que te permitan hacerlo sin tener que pagar un anticipo, ya que éste se cobrará al cambio oficial. Antes de que digas “¿para qué quiero una primera noche reservada?“ te cuento: lo que preguntan en inmigración al llegar al aeropuerto de Buenos Aires es el nombre del hotel en el que te vas a alojar.

A pesar de que la entrada es así de sencilla, para los ciudadanos de la Unión Europea la ley argentina obliga a tener un pasaje de salida del país para una fecha de menos de 90 días después de la entrada, 90 días es la duración del visado turístico. Esa misma ley es la que siguen algunas compañías aéreas para dejarte facturar en tu ciudad de origen.

No se admiten más comentarios