Los estadios más ecoamigables de Brasil 2014

El Estadio Nacional de Brasilia

Buscan obtener para él la certificación LEED Platinum, es decir la calificación más alta en construcción sustentable. ¿Cómo? El estadio tendrá más de 50.000 metros cuadrados de paneles solares; una instalación solar sin precedentes en el país. Previamente se ha hecho un análisis bioclimático, el cual indica que se maximizará la ventilación y la sombra natural. Por si fuera poco, la cubierta del estadio está compuesta por una membrana fotocatalizadora, la cual se encarga de neutralizar la contaminación del aire.

 

Estadio Fonte Nova en Salvador de Bahía

La moderna Arena Forte Nova en su rediseño mantuvo su estructura original a la cual se le agregó un techo de estructura metálica ligera. Este estadio superó las calificaciones para obtener certificado LEED Plata. ¿Por qué? Porque el techo capta el agua de lluvia e irrigación para reutilizarla, la grifería es de bajo consumo de agua, los equipos y lámparas se encuentran bajo normas internacionales, las fachadas cuentan con parasoles que permiten el aprovechamiento de la ventilación e iluminación natural, pero protegiendo de la radiación solar excesiva, los sistemas de aire acondicionado utilizan gas refrigerante no clorado que posee impacto prácticamente nulo en la destrucción de la capa de ozono. Su construcción buscó reducir los impactos causados al medio ambiente con acciones como el control de sedimentos llevados por las aguas a las redes públicas de drenaje, además de reciclar un 90% de los residuos generados, pues sabemos que el impacto ambiental del fútbol es alto.

 

Estadio Mineirao de Belo Horizonte

El plan ambiental del estadio incluye acciones para controlar la emisión de gases con efecto invernadero durante la obra, la recolección de hasta seis millones de litros de agua de lluvia para regar el pasto, limpieza y uso sanitario. Otros puntos a su favor:

-El 100% del hormigón retirado del edificio original fue utilizado en la reconstrucción.
-Los 800.000 metros cúbicos de tierra retirada fueron destinados a la recuperación de áreas degradadas y los 50.000 antiguos asientos fueron donados para gimnasios y estadios
-La generación de energía limpia, con una planta eléctrica solar en el techo que abastecerá la red eléctrica local y proveerá de energía a unas 1.500 residencias cercanas.

 

Estadio Maracaná, Rio de Janeiro.

El proyecto de remodelación, que respeta su concepción original, ha incluido la demolición completa del anillo inferior para la construcción de una nueva grada con mejor visibilidad, la mejora de las rampas monumentales y la sustitución de todos los asientos, además de la instalación de un nuevo techo, que captará agua de lluvia para su reutilización. La fachada, inventariada por el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional, permanecerá intacta.

 

 

 

pernambucoArena Pernambuco, Recife.

Como todos los estadios contruídos ad hoc para el mundial, este estadio contempla normas de sustentabilidad ambiental como permitir la captación de energía solar y de agua de la lluvia, ventilación natural, además de gestión de los residuos sólidos. También sera un lugar multiusos pues por año tendrá 70 fechas reservadas al fútbol y las demás se destinarán a eventos de otros deportes, shows, ferias y convenciones.

 

 

 

 

 

Estadio Beira-Rio, Porto Alegre

La remodelación del Beira-Rio tuvo como punto culminante la instalación de un innovador techo metálico que protegerá los asientos, las rampas y el acceso a las puertas. Se adoptó un proyecto modular para agilizar la construcción, dividida en etapas, y evitar el cierre del estadio durante los trabajos. Después de la reforma, el Beira-Rio dispone de un aforo de 42.991 espectadores.

 

Fuente:

http://www.veoverde.com/2014/06/los-estadios-mas-ecoamigables-de-brasil-2014/

No se admiten más comentarios