Manaos, la entrada al amazonas. Brasil

La ciudad de Manaos (Manaus), protagonista del Mundial 2014, se ubica cerca de la confluencia de los ríos Negro y Amazonas, al norte de Brasil y rodeada de la espesa vegetación de la selva amazónica. Según el portal Viaje a Brasil.com, el calor y las lluvias son las principales características de su clima ecuatorial húmedo. La humedad ronda el 80% durante todo el año y la temperatura promedio anual es de 27 grados centígrados. La temperatura no sufre grandes variaciones durante el año. Los registros varían entre los 31 y los 23 grados centígrados, con apenas algunas diferencias de tres grados entre las estaciones. El calor es una constante en Manaos, así que los abrigos y la vestimenta de invierno sobran.

 

Caen cerca de 2500 mm de lluvia anuales, concentrándose mayormente entre los meses de diciembre a mayo. En esta época lluviosa, el Río Amazonas crece hasta once metros por encima de su nivel habitual. Si viajas a Manaos en esta época, tendrás precipitaciones casi todos los días. El resto del año, en la denominada época seca o de estiaje, el caudal de los ríos disminuye gracias a la disminución de las lluvias que se vuelven además menos intensas. Pero de todas formas, en los meses de temporada seca se registran lluvias cortas, así que sea cual sea la fecha en que estés planeando visitar a esta ciudad de clima tropical, no olvides empacar ropa impermeable y liviana.

 

Las sensaciones térmicas muestran sí algunas diferencias significativas entre las temporadas. Entre los meses de diciembre a mayo, la persistencia de las lluvias hace que la temperatura sea ligeramente más agradable. En los meses de junio a diciembre, el sol es más intenso y la sensación térmica aumenta sensitivamente.

 

La temporada de lluvias es una buena época para viajar a Manaos, porque es entonces cuando renacen los pequeños afluentes, las cascadas y saltos de agua. El paisaje del entorno natural hace que valga la pena tolerar la humedad del ambiente. En esta época, el puerto flotante de Manaos, construido especialmente para resistir los cambios de nivel del río, se eleva. Las excursiones fluviales a la selva son más excitantes, puesto que la selva profunda se vuelve accesible. Sin embargo, los recorridos a pie por la mata se suspenden porque el suelo selvático se vuelve pantanoso. La estación seca ofrece sus propios atractivos. Cuando desciende el nivel del Río Negro, en la orilla se forman playas que los residentes y turistas aprovechan a disfrutar. Es también en esta temporada cuando los brotes de la Mata Atlántica comienzan a crecer, ofreciendo un hermoso espectáculo natural. Los ríos alcanzan su nivel mínimo y la selva ofrece un suelo seguro para hacer paseos a pie.

 

 

Tanto la época de lluvia como la seca ofrecen entonces diferentes atractivos y desventajas (la intensa humedad en una y el calor sofocante en la otra), es por ello que la época que recibe más turismo en Manaos es la de los meses de junio y setiembre. Son los períodos de transiciones entre el estiaje y la inundación, cuando la temperatura no ha alcanzado su nivel máximo, las lluvias son menos frecuentes, pero los ríos mantienen su nivel de navegabilidad.

 

Actualmente, Manaos es la 12ª ciudad más poblada de Brasil, con algo más de dos millones de habitantes. Durante el siglo XX, pasó a ser una potencia económica gracias a la construcción de su Polo Industrial.

 

Más Info. en: http://www.viajeabrasil.com/manaus/cuando-ir-clima-en-manaus.php

No se admiten más comentarios