Oasis en el desierto de Libia

En Libia están las increíbles dunas de Ihhan Ubari, un mar de dunas en cuya médula se encuentran los oasis más asombrosos que existen, casi como sacados de una película, donde muchos sueñan con darse un chapuzón. La laguna más conocida es el Umm el-Maa que junto a otras de la zona como el Mandara, parecen un verdadero espejismo en el desierto.

 

Estos oasis no son un destino concurrido, pero es un paisaje que merece la pena ser visitado, tirarse un piquero a sus aguas rodeadas de palmeras es un privilegio que pocos pueden darse y un premio luego de soportar la ardua caminata por del desierto. Estas lagunas poseen una fuente de aguas termales que brota desde su fondo.

 

El Mandara es uno de los 15 lagos de agua salada de las dunas de Ihhan Ubari, sin duda el más grande aunque el más llamativo es el Umm el-Maa. El lago Mavo es uno de los más desconocidos, es el más pequeño y cuenta con dunas y vegetación. A 30 kilómetros de una ciudad abandonada en el oeste de Libia se encuentra Gebraoun, un oasis con gran cantidad de palmeras aunque cada vez hay menos agua allí.

 

Existen numerosas empresas de excursiones que ofrecen una travesía por el desierto, incluyendo una visita a muchos de los lagos de las dunas de Ihhan Ubari. Ubari es una ciudad al suroeste de Libia, junto a uno de los famosos oasis, en el valle de Targa. Si vas a Libia no puedes perderte esta excursión y sentir que estás dentro de una película de Aladino.

 

 

 

No se admiten más comentarios