Viajar en El barco de la paz

 

En otros artículos ya hemos hablado sobre las infinitas posibilidades que existen para viajar y trabajar por el mundo, pues bien hoy hablaremos del “Peace Boat” Barco de la Paz, un barco en el que puedes viajar como empleado o como voluntario, navegando hacia diferentes puntos del planeta.

 

Se trata de una ONG sin fines de lucro, de ámbito internacional que cuenta con su casa central en Japón. Su objetivo es promover los derechos humanos, la paz y el respeto por el medio ambiente. Con el fin de crear cambios sociales y políticos en el mundo, Peace Boat organiza programas educativos globales, turismo responsable, proyectos de cooperación y campañas de sensibilización y apoyo.

 

Peace Boat utiliza un gran barco de pasajeros, el Ocean Dream, para desarrollar sus viajes, pero este no lleva “pasajeros” en el sentido estricto de la palabra. Cada persona a bordo es un “participante” en el proyecto del Barco de la Paz y tiene la oportunidad de contribuir a los programas a bordo y en los puertos. Un viaje de Peace Boat es una experiencia que cambia la vida. Utilizando los espacios públicos e instalaciones a bordo del barco, y aprovechando el talento tanto del personal como de los participantes, Peace Boat crea un ambiente único en el cual las personas pueden vivir y aprender juntas mientras emprenden una experiencia de turismo socialmente responsable en algunas de las regiones más fascinantes del mundo. En promedio, entre 700 y 900 participantes de diferentes edades y procedencias participan en los viajes en cada ocasión. La mayoría de participantes son de Japón, pero poco a poco el programa se expande a participantes de todo el mundo.

 

Cómo se puede participar en el Barco de la Paz

Esta organización ofrece una serie de posibilidades para colaborar con sus proyectos y viajar a bordo de esta naviera.

 

Pasajeros
La vida a bordo del Barco de la Paz, en calidad de participante, es una experiencia enriquecedora y gratificante. Se puede participar en foros educativos por la paz y contribuir activamente en los temas que apoyan tales como los derechos humanos, el desarrollo sostenible y el respeto por el medio ambiente. Estar en el Barco de la Paz también brinda la oportunidad de aprender más sobre el idioma y la cultura japonesa mediante la interacción con los participantes japoneses a bordo y la participación en los eventos culturales tradicionales.

 

En cada viaje, el Barco de la Paz selecciona una serie de voluntarios con habilidades lingüísticas. Para ello, seleccionan intérpretes y profesores de idiomas para desarrollar sus programas a bordo. Los profesores de inglés y profesores de español, son los más demandados.

 

Además de los programas principales, que consisten en conferencias, talleres y debates organizados por educadores invitados y miembros del personal, se incentiva a todos los participantes para que compartan abiertamente sus intereses, talentos y experiencias de vida.

 

El Barco de la Paz está abierto a todos, sin importar edad, sexo, sexualidad, nacionalidad, ideología o credo. Con frecuencia, hay muchos jóvenes y el grupo más grande que le sigue son personas jubiladas. El ambiente creativo, activo y armonioso a bordo del Barco de la Paz anima a las personas a hacer amistades con quienes normalmente no tendrían la oportunidad de conocer.

 

Para más información visita su web directa:

http://www.peaceboat.org/espanol/index.php?menu=44

 

No se admiten más comentarios