Las increíbles ruinas de Tiahuanaco en Bolivia

 

Reconocido como uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes del mundo, Tiahuanaco o Tiwanaku es una antigua ciudad, capital de la cultura tiahuanaco ubicada en el altiplano boliviano a 15 km al sudeste del lago Titicaca, correspondiente a La Paz. Tiahuanaco fue la cultura madre de las civilizaciones americanas, considerada como la capital de un antiguo imperio megalítico, o de un gran imperio que se expandió por todos los Andes Centrales. Se ha encontrado influencia de la cultura tiahuanaco en Ecuador, Perú, Argentina y Chile. Esta cultura es una de las que más duró en América del Sur desde el año 1500 A.C. al 1200 D.C. (27 siglos) y sus dominios se extendieron a 600.000 Km2. Los tiahuanacos alcanzaron un importante desarrollo en las ciencias, técnicas, agricultura y arquitectura.

 

El horario para visitar las ruinas es de 9.00 de la mañana hasta las 17.00 hrs. En La Paz hay buses que parten cada media hora desde la calle José María Asín (en la zona del cementerio de La Paz). La duración del viajes es de 1,30 hrs. También hay varias agencias de viajes que organizan tours diarios. Tiahuanaco es un lugar que se puede visitar en un día, aunque si alguien prefiere quedarse a dormir en la zona lo puede hacer en alguno de los hostales que hay en las cercanías.

 

Una de sus construcciones más conocidas es la Puerta del Sol, en el pasado fue parte de una edificación mayor que pudo ubicarse en la cima de la Pirámide de Akapana. Esta estructura está tallada en un solo bloque de andesita de unas 10 toneladas de peso y dentro de este enclave destaca su friso con relieves, donde aparece representado el más famoso ejemplo de la iconografía típica de esta civilización del Altiplano. Se trata del Dios de los Báculos o Dios del Sol, una deidad representada de frente, por cuyas mejillas se derraman lágrimas y en sus manos sostiene dos báculos que están adornados con cabezas de cóndor y de puma.

 

El Kalasasaya o Templo de las Piedras, tiene un diseño exacto vinculado con la astrología, desde este sitio se verificaban con la duración del año solar y el cambio de cada estación. Existe una leyenda que afirma que la ciudad de Tiahuanaco fue construída por el propio Dios, y que la Puerta del Sol recibe el primer rayo del sol en los equinoccios de primavera y otoño para rendir homenaje al mismo. Por este motivo, el lugar se convirtió en un tótem para los incas. Al ser descubierto, el momumento sufrió desperfectos pero gracias al trabajo de los arqueólogos, hoy podemos apreciar la puerta del sol totalmente restaurada.

 

Puedes encontrar más info. aquí: http://www.detiahuanaco.com/recomendaciones-de-viaje-a-tiahuanaco.html

 

No se admiten más comentarios