La Piedra del Peñol

Ubicada en el Municipio de Guatapé, a 70 kilómetros de Medellín, Colombia, se encuentra este enorme monolito, la Piedra del Peñol, el sitio más visitado por los antioqueños. Con una gran escalera interna que cuenta con 649 escalones, este gran peñasco ofrece una gran vista sobre la represa de Guatapé, famosa por su actividad en deportes náuticos.

 

La historia cuenta que la Piedra del Peñol, fue un elemento de adoración para los indígenas que en tiempos prehispánicos habitaron la región, y durante la época colonial se gestaron leyendas tan famosas como la del diablo que intentó llevársela varias veces. A ello se le atribuye la gran grieta que pesenta en costado occidental. Muchos dicen que su origen puede haber sido a partir de un meteorito, otros hablan de una erupción volcánica, pero nadie duda que este monolito es una maravilla de la naturaleza sea cual sea su origen.

 

En 1954 el peñón era mal mirado, incluso considerado un estorbo por los habitantes de esa época, que sólo se dedicaban a la agricultura y estaban lejos de creer que la piedra podría ser una atracción turística. En la actualidad, la fama de su belleza se ha extendido a todos los rincones del mundo. El reto de escalarla surgió ese 1954. Vendrían escaladores de todas partes del mundo pero fue el antioqueño Luis Eduardo Villegas quién conquistó la cima por primera vez.

 

 

 

Varias escalas de madera le sucedieron antes de las escalas de concreto que posee en la actualidad, con doble vía, una para subir y otra para bajar. Se dice que en un futuro llegará a poseer un moderno teleférico, lo que posibilitará el ascenso a más personas. Las marcas GI que posee la gran roca data de cuando se quiso escribir el nombre GUATAPÉ en su gran cuerpo, pero una norma que prohibía intervenir este tipo de atractivos les impidió continuar con el trabajo. El lugar se encuentra rodeado de varios de negocios de artesanías, también una zona de restaurantes, hoteles y otros tantos atractivos de la zona.

 

 

No se admiten más comentarios