San Pedro de Atacama en 4 días. Chile.

DSC_0614

Laguna Chaxa

 

La Noción Viajera – Por Peter Merina

 

Se puede decir que Chile tiene tres atracciones principales; Torres del Paine, Isla de Pascua y San Pedro de Atacama, dónde éste último abarca a todo lo cercano al Desierto de Atacama, conocido mundialmente por ser el más árido del mundo.

 

El viaje comienza al llegar a Calama, la ciudad más cercana a San Pedro, ya que nosotros optamos por arrendar una camioneta 4×4 e ir a una cabaña sin servicios de comida aprovechamos de ir a un Supermercado allá y abastecernos, porque en el pueblo hay sólo pequeños comerciantes.

 

Después de una hora de camino hacia el sur y pasar por torres eólicas y el desierto llegamos a San Pedro a nuestra cabaña. Éramos seis, por eso una cabaña era adecuado, más barato y además tenemos libertad de hacer las excursiones el tiempo que queramos.

 

La primera parada fue el Valle de la Muerte, éste es gratis y con la camioneta todoterreno en que andábamos hicimos el recorrido completo hasta la duna mayor, en dónde la diversión está en recorrerla y hacer sandboard, los equipos se pueden arrendar en San Pedro.

 

Atardecer en le Valle de la Luna

Atardecer en le Valle de la Luna

Después, el destino era el Valle de la Luna, para llegar hay que tomar una salida que está inmediatamente al salir de San Pedro y no la antigua salida que quedaba a unos 15 minutos al norte, esa no lleva a ningún lugar y ya que el letrero no ha sido sacado hay muchas personas que se equivocan. La entrada al valle de la luna cuesta casi 4 USD, e incluye entrar y hacer todo el recorrido por las cuevas de sal y los miradores para ver el atardecer. A éste último lugar se llega por un sendero por los cerros, es recomendable buenas zapatillas y abrigo para cuando caiga el sol. Es un muy lindo lugar para sacar fotos y relajarse mirando las tonalidades de colores del desierto que cambian con el pasar del tiempo.

 

DSC_0310

Duna Mayor del Valle de la Muerte

 

Al día siguiente, nos tocaba un imperdible… los Geysers del Tatio, quizás lo más difícil es levantarse para salir a alrededor de las 5 am y soportar el frío que nos tocó en Julio. Importante es ir bien equipado con guantes, chaqueta, pantalon y buenos calcetines para poder disfrutar del lugar, en éste mismo sitio se puede encontrar más información de los Geysers del Tatio.

 

El viaje de vuelta es muy bonito, y es sorpresivo porque a la ida estaba de noche, de día se ven las diferentes tonalidades de colores de las montañas, incluso unas vicuñas se nos cruzaron en el camino.

 

Nos quedaban dos atracciones en nuestro itinerario para el tercer día, Laguna Cejar y Laguna Chaxa. La primera queda muy cerca de San Pedro y muy conocida por tener una de las concentraciones de sal más altas del mundo, la entrada cuesta 15.000 pesos y te puedes bañar en la laguna, más información aquí. Aquí es muy agradable pasar un rato e inclusive comer algo cerca de la laguna, además de las excelentes fotos que se pueden sacar allí.

 

DSC_0623

Flamencos en Laguna Chaxa

Finalizamos los tours en la Laguna Chaxa, queda al sur de San Pedro y Toconao, nosotros fuimos en una camioneta arrendada y a pesar de que temíamos perdernos, habían varias indicaciones para llegar, la primera para salir de la carretera hacia el oeste y después para adentrarse en el salar hasta la laguna. Éste lugar es uno de los mejores para el avistamiento de Flamencos en su hábitat natural. Nosotros aprovechamos el momento para almorzar unos sándwiches que llevábamos en una de las mesas que puso el servicio de turismo.

 

Antes de irnos, y recomendable para el cuarto día, pasamos por el pueblo y comimos unas chorrillanas con cerveza, la idea es vivir el pueblo caminando un buen rato y no apurado.

 

El fin de semana fue ajetreado y dormimos poco, pero nos fuimos con excelentes recuerdos.

No se admiten más comentarios