Sewell, la ciudad minera abandonada

 

En plena cordillera de los Andes, en la zona de Rancagua, Región de O’Higgins, se ubica la ciudad fantasma de Sewell. Este antiguo asentamiento minero nació en 1905 cuando la Braden Copper Company inició la explotación industrial de la mina El Teniente, situación que marcó los orígenes de la llamada Gran minería del cobre en Chile.

 

Aunque en su momento llegó a albergar 15.000 personas, hoy este lugar es un pueblo abandonado y sólo hace algunos años comenzó a explotarse turísticamente, un tour que recorre sus calles, sus edificios principales y los lugares públicos que los mineros utilizaban en aquellos años y que el tiempo ha conservado en buen estado. El Tour incluye un recorrido por la Carretera del Cobre, que une Rancagua con el Mineral El Teniente, con vista a las diferentes instalaciones y Campamentos productivos hasta Sewell, denominada la ciudad de las escaleras. Allí se puede visitar el Teniente Club, el barrio cívico, la Iglesia, el Palitroque, la Escuela Técnica y el Museo de la Gran Minería del Cobre.

 

 

Sewell fue declarada Monumento Nacional en 1998 y Patrimonio Mundial de la Unesco en 2006. La arquitectura del lugar se basa en diversas construcciones que están unidas por una gran escalera central, gran vía que se puede recorrer observando cómo las distintas edificaciones se van amoldando a la geografía del cerro. Para visitar Sewell hay que coordinar una visita con alguno de los operadores turísticos que trabajan en conjunto con Codelco, la compañía dueña del complejo.

 

Mayor información en www.sewell.cl

 

No se admiten más comentarios