La asombrosas iglesias subterráneas

Un lugar sorprendente que deja con la boca abierta a quien lo visite queda sin duda alguna en Lalibela, Etiopía. Se trata de las misteriosas iglesias subterráneas, unos monumentos monolíticos extraídos de la piedra que han sido utilizadas ininterrumpidamente por los sacerdotes ortodoxos desde los siglos XII y XII. Son once iglesias en total y cada una es única en su tamaño, forma y ejecución, están esculpidas con precisión sobre la piedra (algunos dicen que por miles de trabajadores) y algunas de ellas fastuosamente decoradas.

 

Ninguna es igual a otra y entre todas componen un excepcional catálogo de estilos. Están talladas en bloques únicos, sin ladrillos, madera ni argamasa, construidas por Dios, dice la gente del lugar y cuenta la leyenda que por lo menos una de ellas fue construida por los ángeles en un solo día; otra leyenda cuenta que las iglesias nacieron de un sueño del rey Zagwe. Están rodeadas por patios y zanjas que las conectan entre sí, constituyendo un entresijo de túneles y pasadizos entre un edificio y el próximo. Las iglesias de Lalibela son una de las muchas desconocidas maravillas de la humanidad que vale la pena conocer.

 

 

 

 

 

 

 

No se admiten más comentarios