Sevilla, alegría y color en cada uno de sus rincones

(Foto: Steve Gardner)

 

Los inicios de la ciudad de Sevilla la llevan a ser es una de las ciudades más antiguas de la Bética, aliada de los cartagineses. Más tarde es dominada por los romanos y, posteriormente, por los almohades de cuyo periodo se conserva gran parte de su patrimonio arquitectónico. Entre los lugares de obligada visita destacan: La Catedral, La Giralda, El Real Alcázar, La Plaza de España, El Museo Taurino de la Maestranza, La Iglesia de la Magdalena, El Museo de Bellas Artes, El Parque de María Luisa y el Barrio de Santa Cruz.

 

Sevilla, además es una ciudad emblemática de España y es destino obligado de los que quieren conocer la cultura y el auténtico estilo de vida de Andalucía. Con un clima cálido durante todo el año y ubicada junto al Guadalquivir, el río más largo de España, Sevilla es una ciudad monumental y llena de color que seduce al visitante con la alegría contagiosa de sus habitantes. El bullicio popular de sus calles alcanza su punto álgido durante sus fiestas locales más representativas: su célebre Semana Santa y la famosa Feria de Abril.

 

Sevilla y sus alrededores ofrecen al visitante la belleza de su gran patrimonio monumental, en algunos casos desconocido, junto con el encanto de la arquitectura y el modo de vida popular andaluz. A continuación, se detallan algunos de los pueblos con encanto existentes alrededor de Sevilla:

 

Pueblo de Carmona

 

(Foto: Francisco Jesus Ibañez)

 

Esta encantadora ciudad medieval está situada en la comarca de La Campiña, en ella destacan sus palacios y la iglesia barroca que se erigió durante los siglos XVII y XVIII. El visitante en esta ciudad, disfrutará admirando la ciudad amurallada y sus pintorescas calles en las que se mezclan los palacios con la arquitectura popular. Cabe destacar su Necrópolis romana y la ciudad Extramuros. Además, entre sus alojamientos proponemos El Parador de Carmona o Casa de Carmona, ambos de cuatro estrellas, o la Pensión Comercio de una estrella.

 

Pueblo de Écija

 

(Foto: Varpaijos)

 

Se le denomina “la sartén de Andalucía” por sus elevadas temperaturas durante el verano. Es una tranquila ciudad agrícola en la que destacan sus esbeltas torres barrocas sobre su caserío encalado, con vestigios tartessos y romanos. Entre los lugares de interés de esta ciudad destacan: La Iglesia de Santa María, El Palacio de Peñaflor y La Plaza de España, situada en su casco antiguo. Como alojamiento en esta ciudad proponemos “La ciudad del Sol”, en pleno corazón de la Campiña.

 

Cazalla de la Sierra

 

(Foto: Julen Iturbe-Ormaetxe)

 

Se encuentra situada en la Sierra Norte de Sevilla, junto a su Parque Natural, Reserva de la Biosfera. La ciudad es famosa por sus anisados y aguardiente. Además, esta ciudad posee un armonioso conjunto arquitectónico en el que destacan la Iglesia de la Consolación, los restos de las murallas árabes y las ruinas de la Cartuja de Cazalla. El visitante puede alojarse en hoteles con encanto como Hospedería La Cartuja, o en Casa Rural Los corbachos, un auténtico cortijo andaluz.

 

Pueblo de Utrera

 

(Foto: Pierre Metivier)

 

Esta ciudad, situada en la comarca de La Campiña goza de un importante patrimonio monumental. Su casco antiguo ha sido declarado Bien de Interés Cultural y posee importantes iglesias, santuarios y conventos, entre los que destacan La Iglesia de Santa María de la Mesa, La Iglesia de Santiago Mayor; así como restos de su antigua Muralla Medieval y el Arco de la Villa. Utrera ostenta el título de ciudad honorífica del flamenco y ha preservado las auténticas señas de identidad de este tipo de música autóctona de verdaderas raíces andaluzas. Entre los mejores sitios dónde alojarse en Utrera destacamos La Posada La Corbera y Hacienda La Indiana.

 

Pueblo de Santiponce

 

(Foto: Ángel M. Felicísimo)

 

Santiponce, se asienta sobre el antiguo emplazamiento de Itálica y se ha ido desarrollando en torno al Monasterio de San Isidro del Campo, ejemplo de la arquitectura mudéjar que también alberga pinturas murales del siglo XV. La iglesia gótica contiene un retablo del año 1613, que está esculpido por Montañés y la tumba del legendario Guzmán el Bueno. Destaca también su conjunto monumental de las Ruinas de Itálica con el Teatro Romano, el Anfiteatro, Las Murallas, el Templo de Trajano y las Termas. El visitante puede alojarse frente a las ruinas en el Hotel Anfiteatro Romano.

 

Visitar estos pueblos con encanto es una experiencia única para disfrutar de la belleza de sus paisajes, la grandeza de sus monumentos, la riqueza de su gastronomía y de los excelentes hoteles de Sevilla, todo ello combinado con la hospitalidad y simpatía de sus gentes.  (Imágenes: Flickr y Wikimedia)

 

No se admiten más comentarios