Churros con chocolate caliente en el Café Tortoni

La Noción Viajera

 

El Café Tortoni es un imperdible en la ciudad de Buenos Aires. Sus clásicos salones fueron frecuentados en otras épocas por artistas, políticos y personajes célebres de la historia porteña. Sus mesas vieron desfilar entre ellas a Carlos Gardel, Borges, Juana de Ibarbourou, Alfonsina Storni, Ortega y Gasset, Roberto Arlt, Piglia, etc. Un café lleno de tradición que data de 1800… y tanto y que el paso del tiempo y la decoración sigue conservando con esa cosa clásica de sus inicios. Al cruzar la puerta pareciera como si se atravesara un portal hacia el pasado, hacia una época dorada. Se ubica en Av. de Mayo, a algunas cuadras de la Plaza de Mayo.

 

 

(Imágenes: cafetortoni.com.ar)

 

Al ingresar muchos turistas buscan conocer y fotografiar la mesa que ocupaba Gardel o en la que bebía café Borges. Y otros, por el contrario, sólo quieren disfrutar de un chocolate con churros, un clásico del Tortoni. Cabe aclarar que no sólo en el Café Tortoni se puede degustar este plato. En Buenos Aires hay numerosos lugares donde el chocolate con churros es la especialidad de la casa. Pero, sí, el Tortoni es uno de los más famosos.

 

El chocolate con churros que se ofrece en el Tortoni es muy diferente al postre español, ese con chocolate espeso. De hecho, según me contó uno de los mozos, muchos españoles llegan a pedirlo y se decepcionan al ver que lo que les traen no es más que un plato con churros y una taza de chocolate caliente. Es que ese es el chocolate con churros estilo porteño. Sin embargo el Café Tortoni, sabiendo y conociendo los gustos extranjeros (mal que mal todos los días el Café es parada obligada de cuanto tour operador ande por la ciudad) ofrece también, en su carta, una jarrita con chocolate espeso, para que nadie quede disconforme. De todas formas es importante la aclaración.

 

Pase a conocer el Café Tortoni en su próxima visita a Buenos Aires.

 

 

No se admiten más comentarios